Té Moringa: Beneficios, Efectos Secundarios y Cómo Preparar el Té

Las hojas y semillas de Moringa se han utilizado durante miles de años para tratar enfermedades graves y promover la cicatrización de heridas. Las hojas están llenas de compuestos nutritivos esenciales para la salud humana.

La planta ha aparecido recientemente en el radar de los científicos occidentales. A medida que se realizan más y más estudios, los beneficios de esta planta han comenzado a surgir. Sigue leyendo para descubrir qué muestra la investigación sobre el té de moringa y cómo puedes preparar una sabrosa taza.

Té Moringa: Beneficios, Efectos Secundarios

¿Qué es el té de Moringa?

El té Moringa se elabora a partir de las hojas de la planta Moringa oleifera. El árbol de la moringa tiene varios nombres comunes, entre ellos “el árbol milagroso”. Es conocido como el “árbol de los muslos” por la forma de sus vainas de semillas.

También se le llama comúnmente “árbol de aceite de ben” porque produce benzoil. Otro nombre popular para el árbol es el de “rábano picante” porque las raíces tienen un sabor similar al del rizoma.

El árbol de moringa es nativo de las zonas tropicales del sudeste asiático. El mayor cultivador de moringa es la India.

El árbol también se cultiva con fines agrícolas y medicinales en Filipinas, Indonesia, Pakistán, Nepal y Taiwán. Además, la planta se cultiva y se encuentra en estado silvestre en partes de África, América Central y Oceanía.

El té Moringa es un té de hierbas hecho remojando las hojas de moringa en agua caliente pura. El té también se puede hacer usando polvo de hoja de moringa y bolsas de té. Es naturalmente libre de cafeína y se puede consumir a cualquier hora del día.

Perfil de sabores

El té Moringa ofrece un sabor terroso similar al del té verde. Es menos amargo y astringente que la mayoría de las variedades de té verde y puede tolerar altas temperaturas y tiempos de preparación más largos. El té es frecuentemente condimentado con miel, menta y canela para equilibrar las notas terrosas.

Datos nutricionales del té Moringa

El aceite de semilla de moringa, las raíces de moringa y las hojas de moringa contienen vitaminas y nutrientes esenciales. Las investigaciones demuestran que las hojas de moringa contienen el mayor valor nutricional en comparación con otras partes de la planta.

LEER MÁS
Té de Romero: Beneficios para tu Salud y Cómo Prepararlo

Según el USDA, las hojas crudas de té de moringa contienen una variedad de vitaminas y minerales. La hoja de moringa es una fuente importante de vitamina A, vitamina C (ácido ascórbico) y vitamina B6.

Las hojas de la planta moringa también contienen grandes cantidades de nutrientes esenciales como betacaroteno y aminoácidos. Cien gramos de hojas de moringa también contienen un contenido de proteínas de unos 9 gramos (1).

Beneficios para la salud del té Moringa

1. Puede ayudar a combatir la desnutrición

En Asia y África, al árbol moringa se le llama a menudo “el árbol de la vida” o “el árbol milagroso”. Esto se debe a que el contenido nutricional y la rusticidad del árbol resistente a la sequía lo convierten en un gran candidato como alimento básico en las regiones más empobrecidas.

La planta puede utilizarse para alimentar al ganado e incluso para la purificación del agua en determinados casos (2) (3).

Para muchos países pobres, los civiles sufren de falta de nutrición. Esto puede deberse a una serie de factores, como la guerra, la falta de agua limpia, los suelos de cultivo deficientes y el escaso acceso a alimentos nutritivos.

Las hojas de Moringa están repletas de vitaminas y minerales esenciales que pueden ayudar a combatir el hambre y permitir que las personas desnutridas aumenten su peso corporal.

Además, el cultivo de árboles de moringa puede ayudar a crear nuevos empleos. El árbol crece tan rápido que se puede cosechar cada mes. Los árboles son tan resistentes que no necesitan ser fertilizados, lo que hace más atractivo el cultivo de este cultivo en naciones empobrecidas (4).

Es importante notar que algunos productos de moringa como el extracto de hoja de moringa oleifera y el polvo de hoja de moringa son menos potentes que las hojas crudas o cocidas. Para combatir la desnutrición, las hojas se consumen generalmente crudas o cocidas y se sirven de manera similar a las espinacas cocidas.

2. Lleno de antioxidantes

Las hojas de Moringa están llenas de antioxidantes que han demostrado ofrecer una variedad de beneficios para la salud. Los antioxidantes ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo y previenen la aparición del estrés oxidativo.

El estrés oxidativo se ha relacionado con enfermedades graves, desde enfermedades cardíacas hasta la enfermedad de Alzheimer y ciertos tipos de cáncer.

Los antioxidantes en las hojas de moringa incluyen betacaroteno y vitamina C. La actividad antioxidante de estos ingredientes se ha relacionado con una mejor salud inmunológica tanto en estudios con animales como en ensayos con humanos (5).

LEER MÁS
Guía de té de diente de león: Beneficios para la salud y efectos secundarios

Las hojas de Moringa también contienen quercetina – un antioxidante que puede ayudar a reducir la presión arterial alta en ciertos individuos (6). Además, las hojas de moringa contienen ácido clorogénico, lo cual, según las investigaciones, puede ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre (7).

3. Puede Disminuir la Inflamación

La inflamación es una respuesta esencial a los estímulos del cuerpo. Inflamación crónica; sin embargo, puede causar serios problemas de salud, incluyendo presión arterial alta, dolor crónico y mayor riesgo de apoplejía.

La mayoría de las verduras y productos vegetales contienen compuestos antiinflamatorios. Estos compuestos se clasifican de manera diferente según su composición química y algunos han demostrado ser más eficaces que otros para reducir la inflamación.

El té Moringa y el polvo de moringa contienen agentes antiinflamatorios conocidos como isotiocianatos. Un pequeño estudio en animales publicado en Pharmaceutical Biology encontró que el extracto de moringa ayudó a reducir el dolor causado por la inflamación (8).

Dos estudios de laboratorio posteriores encontraron que los glucósidos fenólicos y otros compuestos en la moringa demostraron actividades inmunosupresoras y antiinflamatorias (9)(10).

4. Puede inhibir la toxicidad del arsénico

En muchas naciones empobrecidas, el arsénico es un problema importante cuando se trata del suministro de agua. El producto químico también puede filtrarse en las aguas subterráneas y contaminar los cultivos alimentarios.

Los síntomas de toxicidad por arsénico incluyen dolor abdominal, vómitos y diarrea acuosa o sanguinolenta. El envenenamiento agudo por arsénico puede ser fatal al causar insuficiencia orgánica completa.

Unos pocos estudios pequeños han mostrado ser prometedores en el uso de la moringa para prevenir el envenenamiento por arsénico.

Estos estudios se han llevado a cabo en gran medida en experimentos de laboratorio controlados y en pequeños estudios sobre roedores. Se necesita más investigación para establecer el uso de la moringa como tratamiento para la toxicidad del arsénico.

Un estudio publicado en el Asian Pacific Journal of Tropical Biomedicine encontró que la suplementación dietética con hojas de moringa inhibe los aumentos de triglicéridos y glucosa asociados con el arsénico.

Las hojas también inhibieron los cambios de colesterol que se observan típicamente durante los envenenamientos por arsénico en ratones (11).

Un segundo estudio en animales publicado en Toxicología Ambiental y Farmacología encontró que el polvo de semilla de moringa exhibía efectos terapéuticos en ratas que sufrían de envenenamiento por arsénico.

LEER MÁS
Té de Hojas de Frambuesa: Beneficios y Efectos Secundarios

La semilla de moringa ayudó a restaurar los niveles saludables de glutatión, una especie reactiva de oxígeno en la sangre de la rata (12).

Efectos secundarios del té Moringa

Siempre busque consejo médico y consulte a un profesional de la salud antes de consumir té de hierbas. Los tés de hierbas pueden interactuar con algunos medicamentos y pueden causar efectos secundarios en mujeres embarazadas o en período de lactancia.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) no regula los suplementos de moringa y no ha aprobado el uso de ninguna parte de la planta de moringa en el tratamiento o mitigación de enfermedades. Se necesita investigación adicional para establecer los beneficios para la salud de esta planta y el té resultante.

Beba té de moringa para disfrutar del sabor y las influencias culturales de la bebida. Si quieres tomar té de moringa, aquí tienes algunas cosas que debes tener en cuenta.

Mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas no deben consumir productos de moringa. Algunas investigaciones muestran que los rizomas y flores de la moringa contienen compuestos que pueden inducir contracciones y causar nacimientos prematuros o abortos espontáneos.

Interacciones con los medicamentos

Las hojas de Moringa contienen alcaloides que pueden reducir la frecuencia cardíaca y afectar la presión arterial. Si usted toma medicamentos para la presión arterial o sufre de una afección cardiaca, hable con su médico antes de tomar té moringa.

Cómo hacer té Moringa

Ingredientes:

  • 10 onzas de agua
  • 1 cucharadita de hoja de té Moringa
  • Edulcorante como la miel o el agave (OPCIONAL)

Instrucciones:

1. Empiece por poner el agua a hervir rápidamente en una tetera o en la parte superior de la estufa.

2. Coloque las hojas de té en una bola de té o infusor de té y coloque en el agua caliente.

3. Retire del fuego y deje reposar de 3 a 5 minutos.

4. Endulce a su gusto y disfrute!

Beber té Moringa

El té Moringa es un té relativamente nuevo en el mundo occidental. Es ampliamente consumido en otras regiones del mundo gracias a su naturaleza altamente nutritiva.

La investigación muestra que el té y las hojas contienen compuestos que pueden mejorar la salud. Se necesita más investigación para establecer estos beneficios para el té y otros productos de moringa.

Hasta que se lleve a cabo más investigación, disfrute del té de moringa por su delicioso sabor y aroma único. Elaborar la bebida y colocarse en un lugar cómodo y disfrutar de unos momentos de relajación.