¿Qué es el té Chai? Orígenes, Ingredientes y su Elaboración

¿Puede una bebida ser pecaminosamente deliciosa y aun así saludable para usted? ¡El té Chai puede! Este delicioso té mezcla especias y leche cremosa para que la experiencia de tomar té sea una delicia.

Las especias contienen compuestos poderosos que promueven la salud en general y le dan un toque especial a esta bebida. La leche redondea el sabor y añade un perfil de sabor contrastado a las potentes especias.

El Chai es una bebida increíblemente versátil que ofrece diferentes sabores dependiendo de las especias y tipos de leche utilizados en la elaboración del té.

Algunos chais tienen un sabor dulce y floral, mientras que otros son picantes y ácidos. Aprenda más acerca de esta fascinante bebida con especias y cómo puede hacerla en casa.

¿Qué es el té Chai? Orígenes, Ingredientes y su Elaboración

✅ ¿Qué es Chai?

Chai es la palabra para el té en muchos países del mundo. La palabra chai es Hindi para el té y deriva de la palabra Mandarín ch’a. Al ordenar este té, usted puede simplemente pedir chai ya que su nombre implica que es un té.

En la India, el masala chai es la bebida de té chai con la que estamos más familiarizados en el mundo occidental. Esta bebida ha sido popular durante siglos y tiene usos en la medicina tradicional Ayurveda.

En el idioma hindi, el chai se refiere a una bebida que empapa varias especias en los líquidos del té. Las especias en el chai pueden cambiar dependiendo de la región y la cultura.

En general, las especias chai estándar incluyen cardamomo, canela, granos de pimienta negra, clavo y jengibre. El chai se mezcla más comúnmente con leche y miel para jugar con los contrastes de sabores dulces y picantes.

✅ Orígenes del Chai

El surgimiento del chai es difícil de precisar. Varias fábulas afirman que el té surgió cuando un rey indio exigió la creación de una bebida curativa. El chai resultante debía ser utilizado en la medicina ayurvédica.

Los ingredientes básicos del chai apoyan la noción de sus orígenes saludables. Muchas de estas especias han sido veneradas durante siglos debido a sus beneficios para la salud. Se sabe que las vainas de cardamomo mejoran el estado de ánimo, mientras que la canela puede ayudar a tratar problemas respiratorios.

La pimienta negra está repleta de vitaminas y minerales, que apoyan el sistema inmunológico. Los clavos ayudan a reducir la inflamación y a disminuir el dolor. Por último, se ha demostrado que el jengibre ayuda a la digestión y puede aliviar los síntomas de las náuseas.

LEER MÁS
Que Es El Té De Tulsi – Conozca Sus Tipos Y Como Prepararlo

El Chai comenzó originalmente como una simple mezcla de especias infundidas en agua caliente. El té se transformó en su composición moderna durante el período de la dominación británica en la India.

La Compañía Británica de las Indias Orientales tenía como objetivo reducir el monopolio chino sobre el té cultivando grandes extensiones de tierra en la India. Gran Bretaña se centró en el cultivo de las variedades de té negro de Assam y desarrolló campañas de marketing para aumentar el consumo de té en la India.

Uno de los principales anunciantes fue la Asociación de Té de la India. Este grupo animó a las fábricas y molinos a ofrecer descansos para el té a los empleados. Este té se incrustó en el tejido social de la sociedad.

Los trabajadores se reunieron con amigos, familiares y colegas durante la hora del té. La asociación también apoyó directamente a los chai wallahs, un término hindi utilizado para describir la ocupación de alguien como productor de té.

De acuerdo con la tradición británica, el té negro de Assam se servía con un chorrito de leche y azúcar. La cocina india utiliza puñados de especias en todo, desde el curry hasta los festivales nacionales.

Los indios añadieron especias que son comunes a su estilo culinario nacional. Añadieron al chai estas especias que son comunes a su estilo culinario nacional. Así nació el chai tal como lo conocemos hoy.

✅ Ingredientes del Chai

Las bebidas de chai varían mucho de una región o familia a otra. No hay una receta correcta para hacer chai. En su lugar, es en gran parte un proceso del té que implica la mezcla de hierbas y especias preferidas para los gustos únicos.

El chai que se encuentra hoy en día en las cafeterías como Starbucks a menudo está lleno de azúcar y no se acerca al verdadero chai.  El Chai típicamente consiste de cuatro componentes que incluyen especias, té, leche y edulcorantes.

Especias

La interminable selección de especias es lo que le da al chai sus sabores distintivos y su variabilidad. La mayoría de las mezclas de chai incluyen las cinco especias mencionadas anteriormente. Estos ingredientes estaban ampliamente disponibles durante el período de aparición del chai.

El Chai también contiene comúnmente anís estrella, semillas de hinojo, nuez moscada, macis y vainilla. A medida que el chai se hizo popular en la península arábiga, las especias como el tomillo y el zumaque se hicieron populares. Hoy en día, algunas recetas pueden requerir comino, cacao y pimienta de Jamaica.

LEER MÁS
Té de Canela: Beneficios para la Salud y los Posibles Efectos Secundarios

El Chai puede ser elaborado con o sin hojas de té. La mayoría de los masala chai se crean utilizando hojas de las verdaderas plantas de té conocidas como Camellia sinensis. Las hojas de té negro fuerte de la variedad Darjeeling o Assam son las opciones tradicionales.

Las hojas de té verde también se utilizan a veces, siendo la yerba mate la más popular. El Chai también puede ser elaborado con hojas de té de hierbas como las hojas de rooibos para crear una bebida sin ningún contenido de cafeína. Las hojas se prefieren a las bolsas de té cuando se hace el chai tradicional.

Leche

El tradicional chai indio se elabora con leche de búfala. En el continente americano, donde la leche de búfala no está tan fácilmente disponible, se utilizan muchas alternativas. La leche de vaca es la más popular, seguida de alternativas veganas como la leche de coco, la leche de almendra y la leche de arroz.

Las recetas de chai varían según el método de elaboración del té con leche. Algunas recetas simplemente añaden leche después del proceso de elaboración, mientras que otras cocinan a fuego lento la leche y el agua juntas.

Edulcorantes

La miel y la lata de azúcar son los edulcorantes tradicionales para el chai. En muchas partes de la India se utiliza el azúcar mordaz. Jaggery es una mezcla concentrada de jugo de caña y dátil o savia de palma.

Es típicamente de color oscuro o marrón dorado y tiene un sabor similar a la melaza. El jaggery envejecido se utiliza a menudo en el Ayurveda y en otras medicinas tradicionales asiáticas.

✅ Consejos para la elaboración de té chai

Dado que no hay una sola receta para preparar este té con especias, es mejor consultar con un maestro del té o seguir las instrucciones del paquete de hojas sueltas. El Chai elaborado con hojas de té requiere diferentes temperaturas de agua dependiendo de si las hojas son de variedades de negro, verde u oolong.

Empiece con ingredientes de alta calidad

Agua

Cada gran taza de té comienza con ingredientes de alta calidad. El agua de manantial es la mejor opción para la elaboración de té. Las alternativas comparables incluyen agua pura o filtrada. El agua destilada no desarrolla bien los sabores y el agua del grifo contiene químicos que pueden alterar el sabor.

Las hojas de té negro sueltas se prefieren a las bolsas de té cuando se elabora el chai. Los tés de hojas sueltas contienen hojas enteras y, por lo tanto, todos los componentes saludables de la planta. Las bolsas de té a menudo están llenas de polvo y de hojas que no ofrecen tantos beneficios para la salud.

LEER MÁS
Su Guía para el Té de Cardo Mariano-Propiedades y Beneficios

Las hojas de té también son capaces de expandirse más fácilmente cuando están sueltas. Esto les permite liberar el sabor completamente. Las bolsitas de té pueden constreñir las hojas y evitar que ofrezcan el máximo sabor.

Especias

Empieza con las cinco especias básicas y mezcla las cosas a partir de ahí. Puedes usar tanto especias enteras como molidas al preparar el chai. Las especias enteras como las vainas de cardamomo y los palitos de canela tienden a infundir el sabor mejor que las opciones molidas.

Necesitará usar un colador de malla fina antes de servir si usa especias enteras. Use especias orgánicas para asegurar que su té esté libre de químicos dañinos y pesticidas usados en el cultivo.

Utilice las cantidades adecuadas

Cada receta de chai es diferente, así que sigue las instrucciones cuidadosamente para añadir la cantidad correcta de ingredientes. Como regla general, las mezclas de especias deben medir aproximadamente 2 gramos por cada 8 onzas de agua o leche.

Tiempo y temperatura de remojo

Los tiempos de remojo y las temperaturas del agua varían dependiendo del tipo de hojas de té – si es que se utilizan para la elaboración del té. El Chai hecho con hojas de té negro debe ser empapado por más tiempo y a temperaturas más altas que otras opciones.

Cuézalo en agua de 200 a 212 F y déjalo reposar de 3 a 5 minutos. El té verde chai debe prepararse a temperaturas más bajas para evitar sabores astringentes. Apunte a temperaturas de entre 170 y 190 F y vuelva a empapar durante 3 a 5 minutos.

Use una tapa para cubrir su chai cuando esté empapado. Esto ayuda a mantener toda la humedad y el calor en el recipiente para un mejor desarrollo del sabor.

La mejor manera de controlar la temperatura de la elaboración del té es utilizar una tetera de temperatura controlada. Si no tiene uno, puede usar puntos de ebullición estándar para el agua.

El agua comienza a hervir a 190 F y hierve a 212 F al nivel del mar. Si usted vive en elevaciones más altas, reste 1 F por cada 1,000 pies para obtener la temperatura de ebullición o de cocción a fuego lento.

Cómo almacenar el Chai

El Chai puede ser almacenado hasta un año y aun así mantener su frescura. Guarde las mezclas de chai en un gabinete oscuro y fresco para evitar el moho y la humedad. No guarde el chai en el refrigerador o en áreas donde reciba luz solar directa. Siempre almacene en un recipiente hermético y asegúrese de que esté sellado antes de guardarlo.