9 Beneficios Del Té De Jazmín Para Su Salud

El té de jazmín puede ayudar a prevenir una variedad de enfermedades graves, incluyendo enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer. Gracias a las altas concentraciones de antioxidantes y propiedades antiinflamatorias, el té de jazmín también puede ayudar a promover una piel hermosa y saludable y a estimular su sistema inmunológico.

Con un delicioso perfil de sabor que es todo menos aburrido, el té de jazmín tiene mucho que ofrecer. Añadir té de jazmín a su régimen con sólo una o dos tazas al día puede ayudarle a llevar un estilo de vida saludable y feliz. Descubra los orígenes fascinantes, el perfil de sabor y los beneficios para la salud del té de jazmín.

9 Beneficios Del Té De Jazmín Para Su Salud

Orígenes del té de jazmín

El té de jazmín se disparó a la popularidad en China durante la dinastía Ming, cuando las flores estaban de moda. Los motivos florales cubrían pinturas, vajillas de porcelana, bordados y literatura en la sociedad china.

El té de jazmín se produjo por primera vez en la provincia china de Fujian. No es ninguna sorpresa que un té hecho de flores de jazmín fuera una de las primeras exportaciones de bebidas de China al mundo occidental.

El té de jazmín hizo su debut en Occidente a finales del siglo XIX, deleitando los sentidos con un aroma dulce y perfumado y flores que se jactaban de sus numerosos beneficios para la salud. Mientras que el jazmín se ha asociado en gran medida con China, su origen proviene de la región de Oriente Medio, específicamente de Persia.

Se cree que es originario de Irán, Pakistán, Afganistán y las regiones del Himalaya, el té de jazmín se cultiva en todo el mundo. Hoy en día, el té de jazmín se produce en gran parte en Asia, siendo India y China los principales cultivadores.

¿Qué es el té de jazmín?

El té de jazmín está hecho de una combinación de verdaderas hojas de té y flores de jazmín. Las flores de jazmín se cosechan típicamente de una variedad de planta de jazmín conocida como Jasminum officinale.

Los aromáticos tés de jazmín de hoy provienen de una de las dos variedades de la planta de jazmín: jazmín común y sampaguita. Relacionadas con la familia del olivo, las flores de jazmín desprenden un olor profundamente fragante con un final dulce.

Este té de hierbas se vende frecuentemente como perlas de jazmín. Las delicadas perlas se despliegan a medida que el té se inclina, creando una hermosa presentación.

Té con sabor

La mayoría de los tés de jazmín se clasifican como tés saborizados o perfumados, ya que las flores se utilizan para realzar un verdadero té. El jazmín se infunde típicamente en un té verde, aunque hay algunos tés de jazmín disponibles que se infunden en el té blanco o en el té negro.

El proceso de aromatización consiste en secar las hojas de té con flores de jazmín frescas. Las flores son reemplazadas cada 24 horas y el proceso puede tomar varios días dependiendo de la mezcla deseada.

Las flores se pueden utilizar para hacer té de jazmín verde o para perfumar otros tés verdaderos como el té oolong y el té negro.

Gusto

El sabor del té de jazmín puede variar dependiendo de qué té verdadero utiliza como base, dónde se cultiva el jazmín y cómo se procesa. Típicamente, el té verde de jazmín tiene un perfil de sabor delicado y sutil con notas florales dulces, un final fresco y un aroma perfumado.

Las variedades de té de jazmín de alta calidad, incluyendo Yin Hao, se encuentran entre los tés favoritos de los líderes chinos. El delicado sabor del té de jazmín no sólo es una opción muy popular, sino que también cuenta con importantes beneficios para la salud.

LEER MÁS
4 Razones Para Beber Té de Hibisco-Beneficios y Contraindicaciones

Beneficios para la salud del té de jazmín

1. Aumenta la energía

Como ya se ha mencionado, el té de jazmín utiliza como base un verdadero té como el verde, el negro o el blanco. Los tés verdaderos son tés que se elaboran utilizando las hojas de la planta Camellia sinensis, que contiene cafeína de forma natural.

El contenido de cafeína del té de jazmín puede variar dependiendo del té verdadero que se utilice como base, aunque en general el té verde es el más común. Una taza de té verde contiene unos 35 mg de cafeína, mientras que una taza de café contiene unos 95 mg.

Cambiar de café a té de jazmín puede reducir su consumo de cafeína mientras que todavía le da ese impulso extra para sobrevivir el día. La cafeína en el té de jazmín puede ayudarle a concentrarse mejor y mantenerse alerta.

2. Ayuda para la pérdida de peso

Bajar de peso puede ser difícil, así que tener un poco de apoyo extra de su lado puede hacer toda la diferencia. Se ha demostrado que el té de jazmín ayuda a perder peso al acelerar el metabolismo gracias a su uso de hojas de té verde.

Un metabolismo más rápido significa que su cuerpo puede procesar los nutrientes y macronutrientes (como la grasa y las proteínas) más rápido, lo que lleva a la pérdida de peso.

Un estudio japonés publicado en 2010 mostró que las personas que consumen regularmente té verde pueden tener una tasa metabólica en reposo más alta que las que no lo consumen (1). Esto significa que usted puede quemar más calorías y grasa, incluso cuando no está haciendo ejercicio.

El té de jazmín es una bebida naturalmente baja en calorías, por lo que puede beber sin preocuparse de aumentar de peso. Agregar azúcar o miel a su té puede aumentar la cantidad de calorías, así que úselo con moderación.

3. Puede prevenir el cáncer

Dado que el cáncer es una enfermedad común en la sociedad moderna, el enfoque en la prevención también ha aumentado. Afortunadamente, existe evidencia científica de que beber té de jazmín puede ayudar a prevenir el cáncer al dirigirse a los radicales libres.

El té de jazmín contiene altos niveles de antioxidantes que ayudan a eliminar los radicales libres en el cuerpo. Los radicales libres son causados por contaminantes en los alimentos y el medio ambiente y pueden causar irregularidades en las células que se han relacionado con enfermedades neurológicas y cáncer.

Dependiendo del té que se use como base para el té de jazmín, usted cosechará los beneficios de diferentes antioxidantes. El té de jazmín hecho con té verde tiene un alto contenido de catequinas, mientras que el té de jazmín elaborado con hojas de té negro contiene altos niveles de teaflavinas.

El té verde de jazmín contiene polifenoles y antioxidantes, incluyendo el galato de epigalocatequina que ha demostrado prevenir el cáncer (2).

Según un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, el galato de epigalocatequina puede proteger las células del daño del ADN causado por los radicales libres (3). Los polifenoles del té también pueden inhibir la proliferación celular y, a su vez, ralentizar la rápida progresión de las células mutadas.

Si usted prefiere el té de jazmín elaborado con una base de té negro, todavía puede cosechar los efectos de la lucha contra el cáncer. El té negro de jazmín tiene altos niveles de teaflavinas, que los estudios han demostrado que pueden inhibir el crecimiento de las células cancerosas e incluso matar a las células mutadas (4).

4. Protege la salud del corazón

Mantener un corazón sano significa que no sólo vives más tiempo, sino que tienes una mejor calidad de vida. Beber unas cuantas tazas de té de jazmín al día puede ayudar a mantener su corazón bombeando de manera óptima y limitar el riesgo de enfermedades peligrosas y cirugías costosas.

Los mismos antioxidantes en el té de jazmín que ayudan a prevenir el cáncer también funcionan para asegurar un corazón saludable. Los niveles altos de colesterol LDL pueden llevar a que se presenten venas y arterias agrandadas que llevan a accidentes cerebrovasculares, coágulos sanguíneos y ataques cardíacos.

LEER MÁS
¿Qué es el té Chai? Orígenes, Ingredientes y su Elaboración

Las catequinas que se encuentran en el té de jazmín pueden reducir la oxidación del colesterol LDL que conduce a la inflamación de las arterias y venas. El colesterol LDL también se conoce como colesterol malo y se ha relacionado con una variedad de problemas de salud cardiovascular, incluida la hipertensión arterial (5).

5. Alivia el estrés

Uno de los beneficios más poderosos y simples para la salud del té de jazmín se deriva de su delicioso aroma. El estado de ánimo depende en gran medida del estado de los cinco sentidos y el té de jazmín funciona directamente en dos de ellos para elevar el estado de ánimo y aumentar la relajación.

Los estudios han demostrado que los sentidos del olfato tienen una poderosa conexión con la relajación. El aroma perfumado del té de jazmín puede desencadenar una respuesta parasimpática, que libera sustancias químicas que ayudan al cuerpo a relajarse y relajarse.

Algunos estudios van un paso más allá en el examen de los efectos sedantes de los aromas del té de jazmín, aunque los resultados no han sido concluyentes y están en curso (6).

Naturalmente, el sabor es el segundo sentido del té de jazmín. Los sabores dulces de la jazmín inducen un estado relajado mientras que el final fresco añade una esencia vigorizante que puede animar después de un largo día. Al beber té de jazmín para aliviar el estrés, también se ve obligado a tomarse unos minutos del día para reenfocar y relajarse.

6. Puede prevenir la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es causada por la incapacidad del cuerpo humano para regular o producir insulina. Los factores genéticos y las opciones de estilo de vida o una combinación de ambos son las principales causas de la diabetes.

Beber té verde de jazmín puede ayudar a controlar o prevenir la diabetes al regular los niveles de insulina. Un estudio realizado por la BMC mostró que los antioxidantes de las hojas de té verde reducían los niveles de glucosa en sangre en ratones diabéticos (7).

Esto muestra el potencial para las personas que sufren de picos de azúcar en la sangre o bajo nivel de azúcar en la sangre a lo largo del día.

El mismo estudio demostró un metabolismo de la glucosa más estable en humanos sanos. Al regular los niveles de glucosa en individuos sanos, el té verde de jazmín puede ayudar a prevenir la diabetes cuando se consume regularmente.

7. Mejora el Sistema Inmunológico

Como la mayoría de los tés, el té de jazmín tiene altos niveles de propiedades inflamatorias y antioxidantes que ayudan a reforzar el sistema inmunológico y a proteger contra el resfriado común y la gripe.

Un sistema inmunológico saludable también puede combatir enfermedades e infecciones más graves, por lo que es muy importante mantener la salud inmunológica en niveles óptimos. El té de jazmín también tiene grandes cantidades de vitaminas y minerales que estimulan la salud inmunológica.

Beber una taza de té de jazmín puede ayudar a aliviar el malestar estomacal y suministrar los líquidos vitales que se necesitan para combatir un resfriado o una gripe rápidamente. Los aromas fragantes también pueden ayudarle a relajarse y hacer que se sienta mejor cuando está bajo el clima.

8. Alivia los dolores y molestias

El té verde de jazmín tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir los dolores asociados con la artritis o el dolor articular.

Un estudio realizado por el American College of Rheumatology demostró que el galato de epigalocatequina en las hojas de té verde podía bloquear la inflamación dolorosa causada por la artritis reumatoide sin efectos secundarios negativos (8).

9. Beneficios para la piel

Las flores de jazmín y los tés y aceites esenciales derivados de ellas tienen propiedades antibacterianas y antioxidantes que pueden ayudar a mantener la piel con su mejor aspecto.

Mientras que los aceites de jazmín pueden ser usados tópicamente en la piel para heridas y cicatrices, beber té de jazmín también puede ofrecer excelentes beneficios para la piel.

Los poderosos antioxidantes y polifenoles del té de jazmín ayudan a retrasar el proceso de envejecimiento al eliminar los radicales libres que pueden causar arrugas y daños en la piel.

LEER MÁS
7 Beneficios del Té de Manzanilla para la Piel, el Cabello, el Sueño y más

Estos polifenoles también actúan para igualar la pigmentación de la piel y minimizar las líneas finas. Para cosechar los beneficios del té de jazmín para su piel, puede consumir de 2 a 3 bebidas al día o lavarse la cara usando una taza de té de jazmín enfriado.

Cómo preparar té de jazmín

La mayoría de las bolsas de té de jazmín y las variedades de hojas sueltas vienen con instrucciones sobre cómo prepararlas, ya que el proceso puede variar dependiendo del té. Las temperaturas y los tiempos de remojo son los componentes más probables de cambiar cuando se usan diferentes tés de jazmín. En general, sin embargo, se debe utilizar el siguiente procedimiento:

Paso 1: Prepare las hojas de té

Si está usando una bolsita de té, puede saltar al siguiente paso. Para las variedades de té de hoja suelta, generalmente use alrededor de 2 gramos por cada 8 onzas de agua.

Paso 2: Hervir el agua

El té de jazmín se prepara mejor con agua pura o filtrada para permitir que los sabores se desarrollen adecuadamente. Procure que la temperatura del agua oscile entre 160 F y 180 F. Dado que el té de jazmín se hace usando tés verdaderos, hervir el agua demasiado caliente puede resultar en un sabor amargo.

Paso 3: Remojo

El té de jazmín debe remojarse durante 30 segundos a 3 minutos, dependiendo de cómo se produjo el té. Es útil mantener la tapa de una tetera o recipiente de té durante el remojo para mantener el calor dentro.

Una nota sobre los sabores

El té de jazmín tiene un perfil de sabor delicado y sutil que puede ser superado añadiendo azúcar o miel. La mayoría de los productores de té de jazmín recomiendan evitar añadir edulcorantes al té de jazmín para no alterar el perfil de sabor.

Efectos secundarios del té de jazmín

Contracciones tempranas durante el embarazo

Mientras que la aromaterapia es a menudo popular durante el embarazo, el té de jazmín no se recomienda para las mujeres embarazadas.

Debido a su fuerte olor y composición química, el té de jazmín y los aceites esenciales de jazmín se han relacionado con contracciones tempranas y otros efectos negativos. Es mejor evitar el té de jazmín durante el embarazo o consultar con un médico antes de usarlo.

Irritación estomacal

El té de jazmín tiene sabores potentes y un alto contenido de ácido, que puede irritar el revestimiento del estómago. Para evitar este efecto secundario, evite tomar té de jazmín con el estómago vacío y limite el consumo si siente dolor.

Siempre asegúrese de comprar té orgánico o té de alta calidad para evitar la irritación estomacal que puede ser causada por químicos y pesticidas dañinos.

Sensibilidad a la cafeína

Mientras que algunas personas buscan tés específicamente por sus propiedades cafeínicas, otros individuos pueden tener una sensibilidad a la cafeína. Si no puede tolerar la cafeína, evite las mezclas de té de jazmín con hojas de té verdaderas u opte por una variedad de bolsitas de té que no contenga cafeína.

beneficios para la salud del té de jazmín

El té es uno de los remedios naturales más populares cuando se trata de promover órganos saludables y un estilo de vida saludable. Beber té de jazmín puede ayudar a brindar por la buena salud previniendo enfermedades, aumentando la relajación y regulando la salud en general.

El té de jazmín puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades graves como la diabetes y las enfermedades cardíacas, a la vez que proporciona un sabor excepcional.

Como con la mayoría de los remedios naturales, es importante tener en cuenta que algunos tés pueden tener efectos secundarios o interactuar con medicamentos y consultar con su médico antes de usarlos.

Siéntese y relájese con una taza de té de jazmín caliente y disfrute del sabor dulce y fresco y del aroma perfumado mientras se relaja.

Beba el té de jazmín tradicional por sí solo u opte por una mezcla que contenga hojas de té verdaderas. Cualquiera que sea su elección, el dulce y delicado sabor a jazmín seguro que deleitará a los amantes del té en todas partes.