Los Mejores Tés para la Digestión y Problemas Estomacales

Los problemas de estómago son una lata. Hacen que sea difícil funcionar y pueden causar una serie de efectos secundarios que le impiden hacer frente al día siguiente.

Afortunadamente, la mayoría de los problemas digestivos menores son fáciles de tratar de una manera sabrosa. El té está respaldado por una extensa investigación como una ayuda digestiva eficaz.

Tés para la Digestión y Problemas Estomacales

Ya sea que esté sufriendo de calambres y distensión abdominal o simplemente quiera agilizar la digestión, esta guía es para usted. Descubra los mejores tés para la digestión y comience a vivir una vida más saludable hoy mismo.

Hemos desglosado la lista por enfermedad para que puedas encontrar fácilmente lo que necesitas para sentirte mejor rápidamente. ¿Quieres tomar té digestivo hoy mismo? Pruebe nuestra colección de los mejores tés para la digestión aquí mismo.

Los 11 mejores tés para la digestión

1. Té verde – Promueve la digestión general

El té verde contiene catequinas como el EGCG que pueden ayudar a estimular el sistema digestivo. Estas catequinas ofrecen propiedades antiinflamatorias que ayudan a disminuir la inflamación en el estómago, reduciendo los calambres estomacales.

Las catequinas como el EGCG también pueden ayudar a tratar casos de colitis, un trastorno causado por inflamación que afecta la digestión normal.

El té verde también es conocido como una ayuda popular para bajar de peso. Se puede encontrar en las bebidas dietéticas y también se vende como un suplemento dietético. Las catequinas y los antioxidantes en el té verde ayudan a estimular el metabolismo para que se descomponga más eficazmente.

Beba unas cuantas tazas de té verde para estimular la digestión en general.

2. Té de jengibre – Alivia las náuseas y los calambres

El té de raíz de jengibre se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar dolencias digestivas como las náuseas. El sabor picante del jengibre estimula la producción de jugos gástricos y enzimas digestivas que ayudan a descomponer los alimentos.

LEER MÁS
El Mejor Té De Manzanilla y sus Beneficios para la Salud

Como resultado, el té de jengibre puede ayudar a acelerar el metabolismo y aliviar los síntomas digestivos como la distensión y los calambres estomacales.

El beneficio más poderoso para la salud de la digestión del jengibre es su capacidad de minimizar los síntomas de las náuseas. Docenas de estudios han demostrado que el jengibre ayuda a inhibir las sensaciones de náuseas en un plazo de una a seis horas.

Los estudios se han realizado en mujeres embarazadas con náuseas matutinas, pacientes con quimioterapia y en condiciones en las que las personas se marean y se marean.

3. Té de menta – Reduce el dolor de estómago

El té de menta es un ingrediente popular en los remedios herbales para el tratamiento del dolor. El aroma y el sabor frescos y con cosquilleo pueden ayudar a aliviar el dolor de estómago al disminuir la inflamación.

Este té es particularmente efectivo en el tratamiento de los dolores de estómago causados por el malestar estomacal, la hinchazón y el exceso de gases. Esto se debe a que contiene mentol y mentona, que ayudan a reducir la inflamación y a aliviar el revestimiento del estómago y los intestinos.

El té de menta también tiene propiedades antibacterianas, que ayudan a combatir las bacterias malas que pueden enfermarlo.

El té de menta también puede ayudar a aliviar los síntomas dolorosos del síndrome del intestino irritable (SII). Un estudio de la Universidad de Adelaida encontró que la menta funciona directamente en los canales de dolor en el colon y el tracto gastrointestinal.

El té de menta actúa directamente para reducir la inflamación y desactiva las fibras sensibles al dolor.

4. Té negro – Aumenta la inmunidad y las bacterias intestinales saludables

La investigación china ha demostrado los beneficios potenciales del té negro para la salud intestinal. Un estudio publicado en el European Journal of Nutrition encontró que beber té negro puede ayudar a alterar la salud intestinal.

El té contiene polifenoles, que ayudan a aumentar las poblaciones de bacterias intestinales sanas. Estas bacterias sanas son vitales no sólo para la salud digestiva sino también para el sistema inmunológico. Beber té negro puede ayudar a minimizar las molestias digestivas y agilizar la función intestinal.

Para obtener beneficios adicionales, pruebe el té negro Earl Grey, que contiene cáscara de naranja seca y ayuda a aumentar la inmunidad.

5. Té de raíz de regaliz – Previene las úlceras y el dolor de estómago

El té de raíz de regaliz es famoso por tratar la tos. También se ha utilizado durante siglos para tratar problemas digestivos en la medicina tradicional de Asia.

La raíz de regaliz puede ayudar a prevenir y tratar las úlceras al aumentar la producción de mucina, un compuesto que recubre el estómago y lo protege del exceso de ácido estomacal. El té también contiene flavonoides que pueden combatir la bacteria H. pylori que causa úlceras.

LEER MÁS
Los 7 Tés más Sanos Para Beber-Infusiones más Saludables

Estos mismos compuestos pueden ayudar a combatir las aftas dolorosas. Este té tiene un sabor amargo, similar al del regaliz negro, y a menudo se mezcla con otros tés como la hierba luisa, el cohosh negro y el toronjil.

Se ha demostrado que estas mezclas de té combaten los cólicos gracias a los efectos carminativos que reducen los espasmos en los intestinos .

6. Oolong Tea – Alivia el reflujo ácido

El té Oolong es un verdadero té junto con el té negro, el té blanco, el té verde y el té pu-erh. Se elabora a partir de las hojas de la planta Camellia sinensis, pero sólo está semioxidado.

El té posee cualidades antisépticas que ayudan a combatir las bacterias que pueden causar malestar estomacal. El té también tiene un nivel básico de pH, ayudando a reducir los síntomas del reflujo ácido.

El té Oolong es también un conocido potenciador de la pérdida de peso. Beber este té ayuda a acelerar el metabolismo y a aumentar la quema de grasas. Este té digestivo puede ayudar al estómago y a los intestinos a descomponer los alimentos grasos después de una comida pesada (8).

7. Té de manzanilla – Calma el tracto digestivo

El té de manzanilla es muy querido como té para dormir. Ofrece efectos sedantes y calmantes naturales que ayudan a mejorar el sueño y a relajar los sentidos. El té de manzanilla también funciona para calmar el tracto digestivo y aliviar los síntomas del dolor.

La manzanilla inhibe la producción de pepsina, una enzima digestiva vinculada al reflujo ácido. El problema surge cuando se produce demasiada pepsina y llega al esófago. La manzanilla ayuda a domar esta enzima digestiva para reducir los síntomas.

El té de manzanilla también puede ayudar a reducir la inflamación y detener la diarrea. El té de manzanilla trabaja directamente sobre los músculos irritados y el revestimiento de los intestinos y el estómago. Funciona como un relajante, reduciendo así los síntomas de la diarrea.

8. Té Chai – Agiliza la digestión

Chai es un té que deriva sus raíces de la medicina tradicional india conocida como Ayurveda. Se ha utilizado durante miles de años para tratar una serie de dolencias, incluidos los trastornos digestivos.

Chai se hace usando una variedad de especias incluyendo jengibre, clavo, canela, cardamomo y pimienta. Suele mezclarse con tés negros indios y una pizca de leche entera. Para una versión sin cafeína, el té negro puede ser sustituido por tés de hierbas como el rooibos.

LEER MÁS
Los 8 Mejores Tés para Combatir la Gripe

La pimienta negra del té chai ayuda a producir ácido clorhídrico, una sustancia que ayuda a la digestión de las proteínas. Se ha demostrado que la canela reduce las náuseas y previene la diarrea al calmar el revestimiento del estómago.

9. Té Pu-erh – Estimula las bacterias intestinales saludables

El té Pu-erh es otro verdadero té que ofrece ayuda al tracto digestivo. El té es post-oxidado, lo que significa que sufre un proceso de oxidación después de que las hojas se han secado. El té pu-erh maduro se oxida mediante un método especial que consiste en remojar las hojas secas en paños húmedos en un ambiente cálido.

Esto promueve la producción de micro bacterias saludables que fermentan las hojas. Estas bacterias sanas producen té que puede reducir la inflamación para disminuir el dolor de estómago. También posee propiedades antibacterianas que ayudan a prevenir enfermedades que pueden causar problemas estomacales.

10. Té de la raíz del diente de león – Reduce los calambres

El té de diente de león tiene propiedades antiinflamatorias que reducen la presión arterial y los calambres estomacales. El té aumenta la producción de jugos gástricos como la bilis, ayudando al cuerpo a descomponer los alimentos de manera más eficiente.

Los estudios también muestran que ayuda al cuerpo a digerir los carbohidratos complejos de manera más eficiente y mejora la aceptación de la insulina.

El té de raíz de diente de león también ayuda a estimular el sistema inmunológico para prevenir que las bacterias causen problemas digestivos.

Se ha demostrado que este té combate la E. coli y otras bacterias intestinales dañinas, al mismo tiempo que aumenta el recuento de glóbulos blancos para mejorar las defensas del cuerpo.

11. Te Sen – Alivia el estreñimiento

El té de sen se elabora a partir de la planta de sen conocida con el nombre botánico de Cassia angustifolia. Está aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) como laxante de venta libre. Beber té también puede ayudar a reducir el estreñimiento y la hinchazón.

El té contiene compuestos de senósidos que estimulan las contracciones en los intestinos y estimulan las deposiciones.

Agilice la digestión con el té

Con un poco de ayuda para una taza de té, usted puede calmar una gran cantidad de dolencias digestivas. Ya sea que tenga dolores de estómago, úlceras o náuseas, hay un té para ayudarle a sentirse mejor rápidamente.

Pruebe algunos de estos tés para ayudar a la digestión y mantener su sistema funcionando al máximo rendimiento. No sólo funciona el té, sino que además es delicioso.