Polifenoles: Su Justificación Científica para el Chocolate, el Vino y el Té

A medida que la ciencia progresa, las golosinas decadentes como el chocolate y el vino tinto se han convertido cada vez más en parte del debate sobre la salud.

Los expertos sostienen que beber un vaso de vino tinto con la cena o masticar unos pocos trozos de chocolate negro puede ayudarle a vivir más tiempo. Casi todos estos estudios señalan a los polifenoles como las potencias detrás de estos beneficios para la salud.

Polifenoles: Su Justificación Científica para el Chocolate, el Vino y el Té

Estos compuestos químicos únicos están en el centro de la industria de la salud a medida que más y más investigadores examinan sus efectos sobre el cuerpo humano. Con el paso de los años, los estudios han demostrado que los polifenoles tienen la capacidad de prevenir enfermedades graves y ayudar a las personas a vivir más tiempo.

Para entender cómo los expertos en salud concedieron la licencia para disfrutar de estas indulgencias, hay que entender qué son los polifenoles. Siga leyendo para un viaje guiado a través de la investigación que ha convertido a los polifenoles en estrellas de la industria de la salud.

¿Qué son los polifenoles?

Los polifenoles son micronutrientes que se encuentran principalmente en los alimentos vegetales. Son productos químicos naturales y los científicos han documentado más de 500 variedades.

Los polifenoles se caracterizan por su composición química de fenoles y grupos hidroxilos de ácidos. Estas variedades se pueden dividir en cuatro categorías principales de polifenoles.

Los polifenoles dan a las plantas sus colores característicos y también ayudan a prevenir enfermedades e infecciones. Se pueden encontrar en muchos tipos diferentes de alimentos, así como en forma de suplementos. El contenido de polifenoles de las plantas varía ampliamente.

Los polifenoles se han correlacionado con una gran cantidad de beneficios para la salud gracias a su poder antioxidante. Los polifenoles y sus subconjuntos, como los taninos, son los responsables de reforzar el sistema inmunológico y eliminar los radicales libres.

La biodisponibilidad de los polifenoles -la proporción de la sustancia química que puede ser fácilmente absorbida por el cuerpo- también es importante. Los polifenoles son liposolubles.

Esto significa que la mejor manera de absorber la mayor cantidad de nutrientes de los polifenoles es tomarlos con alimentos que contengan grasas saludables. Para entender mejor los efectos de los polifenoles sobre la salud, es útil repasar los cuatro tipos principales.

Tipos de polifenoles

Los polifenoles se diferencian en el estudio de la química por su estructura química. Todos los polifenoles consisten en una estructura anular y se identifican por el número de anillos y moléculas adheridas. Este sistema de clasificación agrupa los polifenoles en cuatro categorías principales.

Flavonoides

Usted probablemente ha oído hablar del grupo de flavonoides de los polifenoles. Aparecen en cientos de artículos de noticias donde los investigadores encuentran que el chocolate o el vino son buenos para la salud. Estos polifenoles contienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Además, se dividen en seis categorías que incluyen antocianinas, isoflavonas, flavonas, flavonas, flavanonas, flavanoles y catequinas. Los últimos dos polifenoles a menudo juegan un papel principal en la investigación que demuestra que el té es bueno para la salud.

Uno de los flavonoides más ampliamente reconocidos es el EGCG, o galato de epigalocatequina. EGCG es una catequina que se encuentra en altas cantidades en el té verde y el té negro.

La investigación muestra que el EGCG tiene una correlación directa con un menor riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer, las enfermedades cardíacas y las enfermedades neurodegenerativas.

Se ha demostrado que detiene la reproducción de las células cancerosas y en ciertos casos puede incluso destruirlas. Este flavonoide es una de las principales razones por las que el té es tan beneficioso para la salud humana.

Ácidos Fenólicos

Existen muchos tipos diferentes de ácidos fenólicos, pero se clasifican en dos categorías: ácidos hidroxibenzoicos y ácidos hidroxicinámicos. Las cáscaras, semillas y hojas de las plantas de frutas y verduras contienen las concentraciones más altas de ácidos fenólicos.

LEER MÁS
Los 10 Mejores Tés para la Salud Respaldados por la Ciencia

Los ácidos fenólicos representan cerca de un tercio de los compuestos de polifenoles en la dieta humana. Los ácidos fenólicos son particularmente abundantes en los cítricos.

Estilbenos

Los estilbenos son polifenoles menos comunes que se pueden encontrar en pequeñas cantidades en los alimentos vegetales. La mayoría de los estilbenos tienen propiedades antifúngicas y ayudan a prevenir infecciones.

Si bien es posible que no esté familiarizado con el término estilbeno, es posible que conozca uno de sus agentes más famosos: el resveratrol. Se sabe que este bioflavonoide detiene los efectos del envejecimiento prematuro.

El resveratrol es también una de las respuestas a lo que comúnmente se llama “la paradoja francesa”. Esta paradoja busca examinar cómo los franceses consumen más azúcar, grasa y alimentos ricos en conjunción con el vino, pero aún así tienen menos problemas cardiovasculares en general.

La investigación muestra que una de las razones detrás de esta paradoja es la presencia del resveratrol en el vino tinto y otros alimentos franceses. La naturaleza antioxidante de estos polifenoles ayuda a eliminar los radicales libres que pueden causar estrés oxidativo y provocar enfermedades cardíacas.

Lignanos

Los lignanos son polifenoles que se encuentran en pequeñas cantidades en los alimentos vegetales. Los lignanos son estrógenos de origen vegetal, conocidos como fitoestrógenos. Bloquean los efectos del estrógeno, haciéndolos útiles en el tratamiento de cánceres relacionados con las hormonas, incluyendo el cáncer de mama y de ovario.

Alimentos ricos en polifenoles

Hay muchas fuentes de alimentos que puede utilizar para añadir polifenoles a su dieta. La mayoría de las verduras, frutas y tés están llenos de polifenoles que pueden mejorar su salud. La mayor parte de su ingesta de polifenoles debe provenir de fuentes dietéticas.

Los polifenoles vegetales tienden a ser mejores que los suplementos. Los suplementos no están fuertemente regulados, por lo que puede ser difícil determinar la calidad y los beneficios para la salud.

Siga comiendo las cantidades diarias recomendadas de los siguientes alimentos y obtendrá todos los polifenoles que necesita para mantenerse saludable.

Los flavonoides se encuentran comúnmente en el chocolate negro, el cacao en polvo, las frutas, las legumbres, las verduras, el vino tinto y el té verde. A veces se les llama bioflavonoides y se venden en forma de suplemento de polifenol dietético.

Los estilbenos no son tan comunes en los alimentos, pero se encuentran en altas concentraciones en las uvas y el vino tinto.

Los ácidos fenólicos están presentes en el té, el café, los jugos de frutas, los kiwis, las manzanas, las ciruelas y las cerezas. También se pueden encontrar en cantidades significativas en el maíz y los granos. Las frutas secas, los rábanos negros y las cebollas también son fuentes importantes de ácido fenólico.

Los ácidos fenólicos son fácilmente absorbidos por los intestinos y procesados a través de su sistema digestivo. Eso hace que sean una gran fuente de beneficios para la salud que estimulan los antioxidantes.

Los lignanos se encuentran más comúnmente en cereales, granos, frutas y algas. Algunas de las fuentes dietéticas más ricas de lignanos son el aceite de oliva, las semillas de uva, las semillas de sésamo, las semillas de lino y las semillas de lino.

Beneficios para la salud de los polifenoles

Los polifenoles son antioxidantes saludables que pueden ayudar a prevenir enfermedades graves y proteger la salud de los órganos humanos. El American Journal of Clinical Nutrition ha realizado numerosos estudios y meta-análisis de investigación a lo largo de los años.

Estudios recientes muestran que los polifenoles que se encuentran en el té y en los alimentos vegetales pueden ayudar a prevenir enfermedades del corazón y del cerebro, así como a tratar problemas digestivos y potencialmente el cáncer.

Siga leyendo para sumergirse en los detalles de los beneficios de los polifenoles para la salud.

1. Regular la diabetes tipo 2

A medida que las dietas poco saludables se vuelven más comunes en los Estados Unidos y Europa, los casos de diabetes tipo 2 se han disparado. Los efectos a largo plazo de la diabetes incluyen deterioro de la visión, úlceras y amputación.

Las catequinas del té y los polifenoles han demostrado la capacidad de prevenir y regular los síntomas de la diabetes.

LEER MÁS
8 Beneficios Locos del Té para la Salud de la Cabeza a los Pies

Un estudio del 2005 encontró que el consumo regular de té resultó en un menor riesgo de complicaciones diabéticas a largo plazo. Esto se debe a los efectos antioxidantes de las catequinas como el EGCG.

Un segundo estudio publicado por Clinical and Experimental Pharmacology and Physiology encontró que los flavonoides en el té pueden ayudar a imitar el papel de la insulina.

Las investigaciones demuestran que los polifenoles ayudan a inhibir la absorción de glucosa. El resveratrol de estilbeno y las isoflavonas también ayudan a mediar en el transporte de la glucosa desde el estómago hasta los intestinos.

Estos químicos trabajan para prevenir y disminuir la resistencia a la insulina. También previenen el estrés oxidativo que causa la diabetes en primer lugar.

2. Puede tratar el cáncer

Los polifenoles del té pueden ayudar a tratar ciertos tipos de cáncer gracias a los altos niveles de actividad antioxidante. Las investigaciones demuestran que los polifenoles ayudan a proteger el ADN del estrés oxidativo causado por los radicales libres.

La presencia de radicales libres se ha relacionado con el desarrollo de ciertos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de pulmón y de mama. Un estudio publicado por Oxidative Medicine and Cellular Longevity encontró que los flavonoides en el té verde ayudan a proteger las células de los radicales libres.

Un segundo estudio publicado por Pharmacology Research demostró que los polifenoles pueden ayudar a prevenir la mutación de las células cancerosas y disuadir el crecimiento del tumor.

El Instituto Nacional Americano del Cáncer, una parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos, también ha discutido el efecto del té en la prevención y tratamiento del cáncer. La evidencia muestra que los polifenoles pueden prevenir el cáncer causado por los rayos UV y ayuda a detener el crecimiento de los cánceres existentes.

Los polifenoles teaflavina y tearubigina también han mostrado una fuerte actividad anticancerosa. Estos polifenoles se encuentran en altas concentraciones en el té negro. Inhiben la proliferación de células cancerosas y, en algunos casos, llevan a la muerte de células cancerosas mutadas.

El resveratrol y la quercetina también han demostrado la capacidad de prevenir y tratar el cáncer. La quercetina se ha mostrado particularmente prometedora en el tratamiento del cáncer de pulmón gracias a sus efectos de eliminación de radicales libres.

Se necesita más investigación, ya que actualmente la evidencia proviene sólo de estudios en animales. El resveratrol ha demostrado ser el más prometedor y ha sido efectivo en el tratamiento de todas las etapas del cáncer. Es más eficaz contra el cáncer de pulmón, piel, mama y colorrectal.

3. Prevenir la enfermedad cardíaca

Existen muchos factores de riesgo que pueden llevar a que se presente cardiopatía. Fumar, una dieta alta en grasas y azúcar, y los genes pueden contribuir a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Las propiedades antioxidantes de los polifenoles ayudan a contrarrestar estos riesgos y a proteger la salud del corazón.

Una de las dolencias más comunes del corazón es la aterosclerosis. Esta enfermedad ocurre cuando la inflamación crónica lleva a la ruptura de arterias medianas.

Si no se trata, esta enfermedad puede provocar un ataque cardíaco y un paro cardíaco. Uno de los principales contribuyentes de la aterosclerosis es la oxidación del colesterol LDL. Los polifenoles trabajan para eliminar esta oxidación. También reducen los niveles de colesterol LDL, o colesterol malo.

Las catequinas y los polifenoles como la quercetina son los principales agentes para la salud del corazón en el consumo de té. Un estudio de 2001 encontró que beber dos tazas de té negro al día durante un mes redujo significativamente el riesgo de enfermedad cardiaca en dietas altas en grasa.

Otro estudio publicado por la Sociedad Europea de Investigación de Histamina encontró que el consumo regular de té negro también podría reducir la presión arterial. El estudio se enfocó en 218 mujeres que tenían más de 70 años y consumían varios niveles de té negro.

Las mujeres que consumieron té negro regularmente durante varios años, mostraron un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

4. Proteja la salud cerebral

Estos compuestos fenólicos pueden ayudar a proteger los procesos del sistema nervioso central y prevenir enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer.

LEER MÁS
Los 6 Beneficios Principales de Beber Té que Debes Saber

Los compuestos antioxidantes ayudan a prevenir que los radicales libres se dirijan a la función cerebral y la cognición. Catequinas como EGCG y ácidos fenólicos son acreditados con estos poderosos beneficios para la salud.

Un estudio publicado por el American Journal of Medicine examinó el uso de jugos de frutas ricos en polifenoles como el jugo de granada para disminuir el riesgo de Alzheimer.

Al final del estudio, los participantes que bebieron jugo de fruta al menos tres veces por semana fueron significativamente menos propensos a desarrollar la enfermedad neurológica

Otros estudios han demostrado el papel del resveratrol en la protección de la cognición cerebral. Estos productos químicos envían señales para detener la proliferación de células mutadas e incluso pueden desencadenar ataques a células oxidadas que pueden causar enfermedades cerebrales.

EGCG ofrece protección contra la neurotoxina MPTP, que se sabe que causa enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson.

5. Agilizar la digestión

Ciertos polifenoles ayudan a mejorar la digestión y a prevenir enfermedades como las úlceras estomacales y el síndrome del intestino irritable. Las catequinas pueden desencadenar la producción de ácido estomacal, que ayuda a descomponer los alimentos. Esto permite que el intestino delgado absorba mejor los nutrientes.

Los polifenoles también aumentan la cantidad de bacterias sanas en el intestino. Esto conduce a una mejor digestión y a una menor incidencia de malestar estomacal y distensión.

Los polifenoles también actúan para combatir las bacterias malas. Tienen propiedades antibacterianas que pueden ayudar a eliminar bacterias como la listeria y el E. coli.

6. Presuma de sus propiedades antienvejecimiento

El envejecimiento es un proceso natural. Sin embargo, el estrés oxidativo y la descomposición de los agentes reparadores con el tiempo pueden acelerar este proceso. Los polifenoles presentes en el té y los alimentos pueden ayudar a mejorar estos mecanismos de reparación y prevenir el estrés oxidativo.

Los polifenoles son poderosos productos químicos antienvejecimiento que pueden mejorar la apariencia de la piel y apoyar la longevidad general.

Los polifenoles pueden ayudar a disminuir la actividad de los radicales libres que pueden causar signos de envejecimiento prematuro como líneas finas y arrugas. Las catequinas y flavonoides del té verde son particularmente útiles en la lucha contra el envejecimiento.

Los flavonoides como las antocianinas ayudan a regenerar las células, lo que resulta en una piel más joven. El EGCG trabaja para prevenir la oxidación que puede causar daño celular, lo que resulta en una piel opaca y seca.

Mejore la salud y la longevidad con los polifenoles

La evidencia muestra que los polifenoles tienen la capacidad de mejorar la vida al prevenir enfermedades graves y mejorar los procesos corporales. Lo mejor de los polifenoles es que no se necesita mucho esfuerzo para obtener estos beneficios para la salud.

Los alimentos ricos en polifenoles son fácilmente accesibles y usted puede recoger muchos de ellos en su supermercado local. El té, el vino y las frutas son algunas de las mejores opciones cuando se trata de añadir polifenoles a su dieta.

Consumir una dieta balanceada es la mejor manera de aumentar su consumo de antioxidantes. Agregue alimentos y bebidas ricos en polifenoles a su dieta para cosechar los beneficios potenciales para la salud. El té es una gran fuente de polifenoles.

Está repleto de algunos de los compuestos más poderosos como el EGCG. El té es una bebida deliciosa con miles de sabores.

Usted puede disfrutar de los efectos beneficiosos de los polifenoles mientras disfruta de un sabor que le encanta. Opte por mezclas complejas de hierbas en tés con especias o siga con el té verde clásico para aumentar su ingesta de polifenoles.

Los verdaderos tés como el té negro, el té blanco, el té verde y el té oolong tienden a tener la mayor concentración de antioxidantes.

También puede optar por tés afrutados o especiados como el té de jengibre, el té de hierba de limón y el chai. Los tés con sabor ofrecen lo mejor de ambos mundos con compuestos florales y herbales mezclados con verdaderas hojas de té. Algunos de nuestros favoritos son el pu-erh de vainilla y el té verde de jazmín. Elige tu sabor favorito y saluda a la buena salud.